miércoles, 21 de abril de 2010

JUGO DE PATILLA CON PIÑA Y NÉCTAR DE DURAZNO

Con esta ola de calor que estamos pasando nuestro cuerpo lo que nos pide es alimentos frescos como ensaladas, frutas, mucha agua y jugos.

A mi esposo todos los días le preparo botellas de litro y medio de diferente jugos de frutas. Hoy voy a compartir con ustedes dos de los jugos que más le gustan.

JUGO DE PATILLA CON PIÑA

Se necesita un buen pedazo de patilla (sandía), como la mitad de una de tres kilos.
Una piña (anana) madura.





PREPARACION

 El día antes de preparar este jugo le quito la piel a la piña, la rebano, la coloco en una bolsa plástica y la meto en el congelador.
Al día siguiente le saco las semillas a la patilla y la voy colocando en trozos en el vaso de la licuadora. La licúo y le voy agregado pedazos de piña congelada hasta llenar el vaso. Corrijo el punto dulce, por si la patilla no estaba muy dulce y envaso en una botella.


NECTAR DE DURAZNO

Se deben elegir duraznos maduros pero que tengan consistencia firme, sin manchas.
Usaremos la cantidad que se desee consumir en jugo.
Los ponemos en el fregadero bajo el chorro de agua y los lavamos bien.


Ya lavados los colocamos en una olla de fondo grueso, añadimos agua hasta taparlos y le agregamos azúcar al gusto.


Cocinamos a fuego fuerte hasta suavizar los duraznos.
Luego apagamos el fuego y dejamos que se enfrien.
Cuando los duraznos están bien cocidos la semilla se desprende con facilidad. Particularmente a mi me gusta guardar en la nevera (heladera) la olla con los duraznos y preparar el jugo al dia siguiente.

A día siguiente saco la olla y voy colocando la pulpa dentro del vaso de la licuadora.

Debemos tomar la precaución de descartar la semilla de cada durazno, apretando la pulpa entre los dedos hasta que logremos desprender la semilla.

Luego adicionamos el agua azucarada de la cocción, que está fría, y licuamos.

Agregamos más agua fría. Rectificamos el punto de dulce agregando más azúcar si es necesario.

Licuamos para lograr la consistencia especita de néctar que queremos, parecida a la que tienen los jugos comerciales de durazno que vienen en latas.

Luego envasamos el jugo en una botella plástica o de vidrio. Lo recomendable es ir licuando por tandas los duraznos, ya que si los ponemos todos de una sola vez el jugo va a estar demasiado espeso y sin espacio en el vaso de la licuadora para agregar tanto el agua de cocción como más agua fría adicional.

El resultado final es un hermoso y apetitoso néctar de durazno. Estas fotos corresponden al que le preparé a mi esposo antes de venirme para Margarita jejeje.



Menos mal que le tomé fotografías a lo que estuve preparándole a mi esposo antes de venirme, porque no he tenido mucho tiempo para preparar aquí algunas recetas, ya que la cocina del apartamento es eléctrica y en la isla hay racionamiento de electricidad (tres días a la semana), y a nuestro sector le corresponde de 12 m a 2 pm, justo a la hora en que se prepara el almuerzo. Así que ha sido mi hija la que ha estado cocinando.

Por cierto, en el almuerzo del día de hoy mi princesa Diana Carolina me sorprendió con unos riquisimos canelones de atún.

Les puedo asegurar que quedaron riquísimos, bueno dicen que hija de gata caza ratón jajaja, así que pedí la receta y voy a preparárselos a mi esposo cuando regrese y compartiré con ustedes cómo se preparan.

Otra que se está luciendo en la cocina es Paola, la hija de mi esposo. Éste me cuenta que se fue a visitarlo con Velentina, su nieta, y le preparó un almuerzo muy sabroso. Me dice que le hizo unos centro de lomitos de cochino en una salsa que le quedó muy buena, acompañados de puré de papas. Ya tendré que investigar cómo los preparó y que me de esa receta para prepararlos también para el blog.


Hasta la próxima receta.