lunes, 5 de abril de 2010

BURRITOS MEXICANOS



A petición de los hijos de mi esposo, Paola y Ricardo, hoy preparé Burritos Mexicanos. La que más me insistía para que este domingo hiciera burritos fue Paola, ya que hace muchos años que no los comía. Todavía recuerdo la primera vez que preparé los burritos a mi estilo recién casada con mi esposo, hace siete años, para entonces Paola tenía como 16 años y Ricardo 8 años. No sólo ellos quedaron enamorados de los burritos, sino que hasta mi suegro, que en paz descanse, se los comía con tanto gusto que me dio mucho placer. Más tarde cuando lavaba los platos mi suegrita Lola, ya también fallecida, me dijo que le extrañaba que el señor Ramiro se hubiera comido los burritos porque a él no le gustaban los vegetales crudos y ella no habia logrado que los comiera. Eso para mí significó más que si me hubiera dado una medalla jejeje.

Pues hoy domingo salí temprano al mercado a comprar algunos ingredientes que me faltaban en casa para hacer los burritos y por ser semana santa se me complicó un poco, ya que no todos los puestos estaban abiertos. No logré conseguir las tortillas normales sino las integrales, pero al fin y al cabo es la misma cosa. Gracias a Dios pude conseguir un par de aguacates criollos porque parece que ya la temporada está pasando.

Al final no vino Ricardo pero si se apareció Paola con su esposo Gustavo y su hijita Valentina, mi querida princesita jejeje. Este tesorito me ha robado el corazón. Como mi princesa Diana no me ha dado nietos todavía adopte de nieta a esa muñequita jejeje, no les parece linda? 

Bueno empecemos a ver los ingredientes que se usan para hacer los burritos mexicanos. Espero que Diana y Marialba tomen nota de cómo se hacen, ya que ambas son amantes de los burritos desde que eran adolescentes y vivíamos en Margarita.

INGREDIENTES

1 Kilo de carne molida.
Para los burritos es recomendable usar un corte de carne que tenga un poco de grasa como el solomo abierto. Así que le pedimos a nuestro carnicero que nos prepare un kilo de carne molida de este tipo de corte de carne. Yo la compré en esta misma mañana en el mercado.


Mezcla sazonadora para tacos.
Se consigue en sobres en los principales automercados. Se puede usar ésta de la marca "Casa Fiesta" de sobre rojo, o la marca "Old Paso" que viene en sobre amarillo. También de la marca Old Paso se consigue una caja de burritos que trae no sólo el sazonador sino también las tortillas y una salsa picante suave. Ésta tambien es una buena opción para hacer los burritos si se consigue.

Lo siguiente que necesitamos es una lata de caraotas rojas.
Anteriormente compraba las caraotas refritas de la marca Old Paso, pero de un tiempo para acá me ha dado mejor resultado las caraotas rojas estilo mexicano de la marca Del Monte y cuesta mucho menos que las otras.


También utilizo Aliño preparado, salsa inglesa y salsa de ajo.


Una lechuga americana.






Dos aguacates criollos y tres tomates. 







Por último necesitamos un par de paquetes de tortillas.
Igual se pueden usar las de harina de trigo normales o las integrales.





Empecé a hacer los burritos con una negociación previa con mi gata Negra, ya que apenas sintió que destapé los dos paquetes de carne molida vino de inmediato a pedir su parte, así que le puse un poquito en un platico y comencé a cocinar.

En un caldero puse a sofreir la carne con aceite Mazeite. Con una paleta de madera fui dándole golpecitos para que se separara la carne y quedara desmenuzadita.




Cuando esté totalmente cocinada, que ya veamos que no quedan restos de carne roja, se le agrega el sazonador en polvo y mezclamos bien con la cuchara de madera para que toda la carne se impregne del sazonador.


A continuación le agregué aliño preparado de McCormick que tiene muy buen sabor, y adicioné también unos golpes de salsa inglesa y salsa de ajo.


Los polvos harán que la mezcla empiece a secarse, pero en lugar de añadir agua lo que hacemos es agregar la lata de caraotas rojas con todo y el liquido que traen. Ahora lo importante es revolver constantemente para evitar que se nos vaya a pegar la carne, ya que el líquido tiende a subir a la superficie.

Con la cuchara apretamos algunas caraotas contra las paredes del caldero para desbaratarlas y hacer más espesa la mezcla. 

Mientras la carne se cocina nos ponemos a cortar en brunoise los tomates y a sacarle las semillas. Acostumbro a sacarle siempre las semillas a los tomates para evitar que éstas al ingerirse se vaya a alojar al intestino ciego de los comensales jejeje.

También se le quita la piel y la semilla a los aguacates y se corta la pulpa en pequeños cuadritos. Seguimos pendiente de la carne y de revolverla. Mientras la revuelves imagina que eres un mago preparando una pócima mágica jejeje.

Por último se corta la lechuga con la mano en tamaños de un bocado y se pone a remojar en agua con vinagre por unos diez minutos.

Pasado ese tiempo escurrimos la lechuga sobre un colador de pasta y sacudimos unas cuantas veces hasta que ya no caiga más agua.




A estas alturas ya la carne debió haber absorbido casi todo el líquido y ya estamos listos para montar el plato. Para ello tomamos una fuente de cerámica o ensaladera grande y hacemos un lecho con la lechuga picadita.


Debo decir que hacer el montaje de esta forma fue una idea que se me ocurrió para que mi únca hija, Diana Carolina, comiera vegetales crudos, ya que no le gustaban las ensaladas.

A continuación sobre el lecho de lechuga fui agregando la carne hasta cubrir totalmente la lechuga.





Sobre la carne esparcimos el tomate picado y sobre éste el aguacate cortado en pedacitos.




Por último se le ralla queso blanco por toda la superficie. Cuando vivía en la isla de Margarita conseguía unas bolsas de queso amarillo rallado que eran para tacos y burritos. Éstas era las que usaba para terminar el plato, pero como aquí no las consigó terminé sustituyendo el queso amarillo por blanco.

La  cantidad de queso a usar dependerá de nuestro gusto por el queso. Como a todos nos gusta mucho el queso yo le pongo bastante jejeje.

Pero como mi esposo Ramiro es un poco tramposito y le encanta recoger con la cuchara la mayor cantidad de queso, ya que tiende a servirse recogiendo la superficie para no servirse mucha lechuga jajaja, lo que hago es que aparte rallo un poco más de queso y lo sirvo en un plato hondo para que se sirvan los demás.

Una vez que terminamos el plato lo que nos falta es colocar a calentar en el microondas dos paquetes de tortillas. Calentamos por un minuto, luego les damos la vuelta a las tortillas calentamos por otro minuto, les damos una vuelta más y volvemos a calentar por otro minuto y listo. Servimos de inmediato el plato de tortillas, le damos a cada persona un plato y una cuchara y cada cual se prepara su propio burrito tomado porciones del tazón.

Podemos acompañar con unos paquetes de Doritos. A mi particularmente me gusta comerme los burritos agregándole a la tortilla un poquito de crema agria y si no tengo le pongo crema de leche espesa, de la que viene en potes redondos como el queso crema.

Además soy la única en la casa que le agrega pedacitos de jalapeño, porque me gusta el saborcito picante.





Bueno todos en la casa quedaron complacidos con los burritos y comieron hasta que se cansaron. Espero que puedan preparlos en sus casas y sobre todo si tienen hijos adolescentes, a ellos les gustará mucho, se los digo que soy especialista en comida para chamos adolescentes, sino que lo digan todos los amigos de Diana Carolina que se venían a jugar a la casa y pasaban todo el día con nosotras y hasta amanecíamos jugando Nintendo jajajaja. 

Si lo prefieren también pueden no combinar en un solo bol todos los ingredientes sino presentarlos por separado para que cada cual se arme su burrito con la cantidad de cada ingrediente que desee.



Bueno queridos amigos, hasta la proxima receta.

P.D. Tengo una foto chévere de Wuava chamito jugando Nintendo en el apartamento de la isla de Margarita jajajaja