domingo, 18 de abril de 2010

GUASACACA DE MANGO

 
Me encuentro en la Isla de Margarita desde el martes por razones de trabajo. La que más se contentó con mi nueva asignación es mi hija Diana Carolina, ya que por unos días me tendrá para que le prepare comiditas de madre jejeje. Así que apenas salí de trabajar el miércoles(medio día) me fuí de compras para buscar ingredientes que ella no tenía en la despensa ni en la nevera. Hasta el viernes prácticamente cocinó ella, ya que el miércoles preparó pasta y los días jueves y viernes preparaba el arroz y la ensalada, mientras que cuando yo regresaba de trabajar me limité sólo a freir tajadas de plátano (banana de cocinar) y unos bisteck de ganso de res (cadera, pollo ganso, cuadril).
Bueno esto me sirvió de descanso culiario, ya que desde el vienes 9 me metí todo un maratón de cocina hasta el lunes 12, para poderle dejar a mi esposo suficiente comida congelada para los días en que voy a estar fuera de casa. No se si le va a alcanzar todo lo que le preparé, porque aquí las cosas se me han complicado un poco (la justicia en cada estado tiene sus modalidades jajaja), más se atravesó el feriado del 19 de abril y no podré regresar antes de final de mes. Lo bueno es que aproveché de tomar fotos de muchas de las cosas que preparé y que poco a poco iré publicando.
A pesar de que hace bastante calor en la isla, ya que el viento que siempre ayuda a refrescar parece que le dieron vacaciones, me provoca comer ensaladas y cosas livianas, pero el sábado decidí hacer una comida más completa y preparé crema de auyama, pulpa negra (Steak, ground round, nalga, posta negra) a la plancha, morcillas a la plancha, guasacaca de mango, arroz criollo y tajadas, todo un festín. La receta del arroz criollo ya se las dí, en cuanto a la carne y las morcillas a la plancha no hay mayor comentario, ya que en cada familia adoban la carne a su gusto, yo sólo le puse a la carne pimienta negra, salsa de ajo y salsa inglesa, luego la dejé en la nevera mientras preparaba las otras cosas. Me queda pendiente la receta de la sopa de auyama, pero aquí voy a darles hoy la de la guasacaca de mango.
De verdad que es riquísima y si no pregúntenle a Diana Carolina que le encantó, aunque a ella no le gusta la mezcla de frutas con la comida, pero no dejó nada jajaja.

INGREDIENTES

Para dos personas usé

2 tomates (jitomate)
1 cebolla morada
1 aguacate (palta)
1 manga (mango grande con mucha pulpa)
1 ramito de perejil
1 ramito de cilantro
1 limón
sal, vinagre y aceite al gusto

PREPARACIÓN

Empecé cortando los tomates en cuartos y retirándole las semillas. Luego los corté en brunoise (cuadritos pequeños).

Después tomé una cebolla morada y también la corté en brunoise. Me encanta el saboy y color de la cebolla morada para las ensaladas.


Luego le retiré la piel al aguacate y lo corté también en brunoise. Cuando los aguacates son criollos presentan en su pulpa unas hebras o pelitos que a algunas personas no les gusta ver ni comer (como a Diana Carolina), por lo que cortarlo pequeñito es lo ideal. El aguacate criollo tiene mejor sabor que el aguacate injertado.

Tomé una hermosa manga pintona y le saqué tajadas, las cuales también corté en cuadritos.

El olor a mango era tan delicioso que cuando terminé de cortarlo no resistí la tentación de chupar la semilla. Coloquialmente en Venezuela cuando se hace eso se dice "chupar la pepa", pero es que pocos resistimos la tentación de hacerlo y de enchumbarnos las manos y la cara con el jugo del mango jajaja.



Pasé todo lo que había cortado hasta este momento a un bowl y lo revolví.






Agregué un punto de sal. 







Tomé el limón, lo corté y se lo esprimí a la preparación.

Le agregué vinagre blanco al gusto. Para esta preparación no uso ni vinagre de vino ni balsámico porque le cambia mucho el sabor que busco.

A continuación le adiciono el aceite. Se puede usar aceite de maíz (mazeite) o de girasol o aceite de oliva extra virgen. Luego revuelvo bien.

Por último cortó pequeñito un ramito de perejil y otro de cilantro. Esto lo dejo para el fial porque las hojas se marchitan rápido una vez que se cortan.

Antes de adicionar las hierbas saqué la mitad de la preparación y la puse en un pote plástico con tapa que guardaré en la nevera para otro dia. Luego agregué el perejil y el cilantro, revolví y guardé en la nevera.

La sopa ya estaba lista, al igual que el arroz, así que me fuí a chequear la carme y las morcillas.







Cuando la carne estuvo lista (muy cocida para mi hija y termino medio para mi) la emplaté, serví la sopa y la guasacaca de mango. Nos dimos la atracada de la semana jajaja...

            


Extrañé a la Negra, mi gata, quien siempre me da vueltas cuando limpio la carne para que le de los pellejitos.  Mi esposo me dice que está en celo de nuevo, y que el Micho anda como loco detrás de ella, por lo que ha tenido que encerrarlo en el día para evitar que la monte y en las noches se lleva a la gata al cuarto a dormir, pero que él casi no duerme porque el Micho le monta toda una serenata a la Negra casi toda la noche jajaja.


Hasta la próxima receta.